Buscar este blog

Cargando...

jueves, 4 de octubre de 2012

Pregunta sin respuesta.

Querida hija, hace tiempo que no te escribo nada, creo que porque la cantidad de conversaciones que tenemos al día es tan grande, que sería una tarea titánica intentar reflejar todo lo que hablamos.
Pero hoy hay algo digno de mención.
Ibamos temprano hacia el colegio y comenzaste a hablar de los niños pobres, de la gente que tiene que buscar su comida en los vertederos, de los que no tienen dinero, de los que se quedan en paro. No sé si otros niños y niñas de tu edad tendrán conversaciones como estas. Sólo sé que me sorprendes muy gratamente cuando veo en tí crecer la conciencia social y el deseo de ayudar.
Acudes a un colegio religioso y la idea de Dios te rodea cada día. Por eso , la frase que pronunciaste a continuación tiene la importancia que tiene y demuestra que tienen espíritur crítico y criterio propio:
" Papá, parece que Dios está dormino y no hace un milagro para repartir las cosas de la Tierra entre todos las personas del mundo. Si mandó a su hijo a que muriera por salvarnos a todos, a todos, ¿es que no murió para salvar a esa gente que no tiene nada?."

Si hay algún teólogo en la sala, se ruega una explicación sencilla para mi hija :-)

Nunca caminarás sola.
Te quiere, papá.

miércoles, 1 de febrero de 2012

¡Cuánto tiempo ha pasado!

No tengo perdón, querida María.
Ha pasado un montón de tiempo desde la última entrada de este blog, casi  un año ya y te tengo que confesar que ha sido un poco por holgazanería y un poco por tener poco tiempo. El que me dejan libre el trabajo y los estudios, lo intento aprovechar al máximo contigo para llenar mi baúl de recuerdos compartidos, de vivencias juntos, de cuentos y de conversaciones.
Sobre todo de conversaciones!! Eres digna hija de tu padre, todo el día hablando y hablando. Incluso me pides que te lleve algunos días andando al colegio para así poder hablar más!!!
En fin, que tengo el firme propósito de volver a retomar con una cierta frecuencia las entradas del blog y que algún día las puedas leer para rememorar momentos o para descubrirte cosas que no recuerdes.

Nunca caminarás sola.
Te quiere, papá.



viernes, 15 de abril de 2011

Quererte me hace tanto bien..

Querida María, quererte me hace mucho bien. Me reconcilias con casi todo, me das luz, esperanza y fuerzas para seguir creyendo en el ser humano, en el futuro, en la libertad, en el amor.
Quererte me hace tanto bien que, a veces, me duele.

Nunca caminarás sola.
Te quiere, papá.

miércoles, 6 de abril de 2011

Fuerza y esperanza

Querida María, ahora que vivimos momentos de crisis y de dificultades me doy cuenta de que siempre hemos vivido más o menos así.
La diferencia   entre los momentos acuales y los pasados está en que tú eres ahora la parte más importante de mi vida y por tanto la razón por la que sigo en la lucha del día a día.
Eres lo mejor.


Nunca caminarás sola.
Te queire, papá.